Las conversiones son la brújula que nos permite corregir el rumbo cuando trabajamos en Google Ads. Al fin al cabo, el objetivo de nuestras campañas es convertir: conseguir emails, llamadas, descargas…

Por eso, cuando el tiempo pasa y el presupuesto se consume sin que suceda ninguna de estas cosas, empiezan a saltar las alarmas. La brújula no funciona y nos sentimos perdidos.

Pero todavía hay acciones que podemos poner en marcha antes de pulsar el botón del pánico y cancelar la campaña. Mantén la calma y te enseñaré cómo solucionar los problemas más frecuentes asociados a la falta de conversiones.

¿Qué es una conversión?

Una conversión es el registro de una acción valiosa por parte de los usuarios. Cada anunciante personaliza sus acciones de conversión, siendo las más frecuentes descargar un documento, rellenar un formulario o llamar a un número de teléfono.

Las conversiones son fundamentales en el marketing digital y cobran aún más importancia en las campañas de pago clic. Déjame que te lo explique.

Google Ads genera tráfico hacia nuestro sitio web, pero no garantiza que sea de calidad. Solo nosotros, a través de las conversiones, podemos identificar qué campañas, grupos y palabras clave nos están consiguiendo clientes potenciales.

Cómo crear una conversión en Google Ads

Puedes revisar y añadir conversiones a tu cuenta desde el menú superior: Herramientas y configuración > Medición > Conversiones > Botón azul +.

Google Ads te permite registrar acciones de conversión en un sitio web, aplicación o llamada telefónica. También es posible importar conversiones desde otras fuentes, como Google Analytics.Crear una conversión en Google Ads

Una vez que hayas configurado la nueva acción de conversión (valor monetario, recuento y ventanas de conversión), obtendrás un código que debes instalar en tu sitio web para que Google Ads registe las conversiones de tus campañas. Yo trabajo con Google Tag Manager.

6 razones por las que tus campañas de Google Ads no registran conversiones

1. La etiqueta de seguimiento de conversiones no está bien implementada

Si no añades correctamente la etiqueta de seguimiento de conversiones de Google Ads a tu sitio web, tus campañas no registrarán conversiones aunque sí se estén produciendo.

Puedes verificar el estado de las etiquetas en el menú superior: Herramientas y configuración > Medición. En esta tabla, consulta la columna “Estado de seguimiento”.

También puedes utilizar la extensión de Chrome Tag Assistant.

2. No utilizas las palabras clave adecuadas

A la hora de trabajar con la Red de Búsqueda hay dos acciones básicas:

  1. Utilizar las palabras clave con las que buscan tus clientes potenciales. Necesitarás estudiar tu perfil cliente y comprobar qué términos y fórmulas utiliza.
  2. Pujar por palabras clave transaccionales, que son aquellas con intención de compra, como “floristería en Buenos Aires” o “comprar flores”. Trabaja las palabras clave negativas para no anunciarte en búsquedas más enfocadas en la información que en la compra, como “ideas para decorar con flores”.

3. Llevas a todos los usuarios a la página de inicio

Este es un error frecuente en anunciantes primerizos, y suele salir caro. Los usuarios siempre esperan encontrar contenidos específicos. 

Lo puedes comprobar mirando los resultados orgánicos de cualquier búsqueda: están en primera página porque contienen información precisa relacionada con esa palabra clave.

Si llevas a todos tus usuarios a la home, se preguntarán si dentro de tu web hay una página mejor. Pero no cuentes con que muchos se molesten en comprobarlo. Lo más fácil es regresar a Google y hacer clic en otro resultado.

Y si no tienes páginas enfocadas a las diferentes palabras clave de tu campaña, tienes otro problema: necesitas landing pages específicas.

4. Tus landing pages no funcionan

Aquí podemos encontrarnos varias situaciones:

  • El contenido de la landing page no está relacionado con la palabra clave o el anuncio. Refuerza la coherencia entre todos los elementos. Pueden serte útiles estos consejos para escribir anuncios en Google Ads.
  • Los textos de venta no son persuasivos. Revísalos y aplica estrategias de copywriting.
  • El diseño de la página o sus imágenes no son atractivos. Utiliza imágenes de calidad y procura que la página transmita profesionalidad.
  • Los puntos de conversión no son lo bastante visibles. Puedes comprobarlo utilizando herramientas de mapas de calor o grabación de sesiones, como Hotjar.
  • Las páginas tardan demasiado tiempo en cargar. En PageSpeed Insights puedes analizar su rendimiento y obtener recomendaciones.

5. Tu sitio web no es responsive

Estamos en la era mobile, así que asegúrate de que tus páginas se visualizan perfectamente en cualquier dispositivo: equipos de sobremesa, smartphones y tablets.

Desde 2015 el mobile-friendly es un factor SEO. Si tus páginas no son responsive, estás perdiendo visibilidad en Google.

Puedes comprobar si tu web es responsive con Responsive Web Design Checker.

6. Tus usuarios necesitan más tiempo

Hay productos de compra impulsiva, en los que el clic en el anuncio puede ir seguido de la conversión, y productos cuya decisión de compra es más racional y exige tiempo.

Piénsalo: tardas menos en decidirte a pedir comida a domicilio que a comprar una vivienda.

Salvo que tu producto o servicio sea de compra por impulso, pueden hacer falta semanas para que tus primeros usuarios de Google Ads conviertan. Ten paciencia, porque parar la campaña “hasta que lleguen las primeras conversiones” no es una buena idea.

Conclusiones finales

Como habrás podido deducir, para que una campaña funcione bien, lo ideal es combinar el talento de diferentes profesionales.

Las aportaciones de diseñadores, programadores, copywriters, analistas web, especialistas SEO o CRO y gestores SEM suman un valor extraordinario a la hora de resolver problemas, implementar mejoras y conseguir la rentabilidad.

Tampoco debes perder de vista que las tasas de conversión suelen ser bajas, de un 2.35% según WordStream. Eso implica que puedes necesitar hasta 100 clics para conseguir esos 2 leads.

Al final, en Google Ads no sirven los atajos: lo inteligente es ser paciente y centrarse en los datos.